miércoles, marzo 16, 2011

Museo de Anclas Philippe Cousteau. Salinas - Asturias

(Hacer click en las fotografías para ampliarlas)

MUSEO DE ANCLAS DE SALINAS (ASTURIAS)


A un  kilómetro escaso del Pozo de Arnao, ahora en reconstrucción, se ubica este curioso museo, justo a unos metros del yacimiento de fosiles del periodo Devónico existente en el mismo lugar.

MUSEO DE ANCLAS DE SALINAS (ASTURIAS)

La ubicación no podría ser mejor, dado el lugar - un pequeño istmo que se adentra en el mar- y las condiciones metereológicas que allí se registran, lo que convierte la visita en un autentico espectáculo, sobre todo en los días de invierno con temporal o mar brava.

MUSEO DE ANCLAS DE SALINAS (ASTURIAS)
Al fondo las olas baten contra las costas donde se asienta la antigua fabrica de Asturiana de Zinc, aún en funcionamiento

En el promontorio ubicado en un extremo del "museo" se ubica una roca ("La Peñona")  a la que se accede por una pasarela, lo que permite ver las olas "desde el mar", al tiempo que la vista domina toda la extensión del museo.

MUSEO DE ANCLAS DE SALINAS (ASTURIAS) Ancla del Mar Egeo
Ancla del petrolero Aegean Sea, causante de un grave accidente en La Coruña

Enfrente puede verse un busto erigido a la memoria del hijo del conocido oceanografo, Philipe Cousteau, a quien se dedica todo este entorno

Entre los fondos del museo destacan anclas de naves que han pasado a la historia ( mas bien por sus hundimientos) como son el Mar Egeo, Castillo de Salas o más remotamente en el tiempo, el Santa Maria de Atocha, cuyo ancla se ubica en el museo por donación de la ciudad de San Agustin, Florida.

Esta localidad, fundada por el avilesino Pedro Menendez de Avilés, es la población permanente  más antigua de los EE.UU, debiendo su nombre al patron de la villa que vio nacer a su fundador. Salinas se encuentra próxima y, además, pertenece a la comarca que lleva su nombre.





Bookmark and Share

3 comentarios:

  1. Anónimo11:28 a. m.

    Gracias Salao. F.

    ResponderEliminar
  2. Creo que no hay mejor lugar para poner unas anclas que tuvieron un camino recorrido, y no hay un mirador mejor que aquel que nos deja contemplar la mar, este bella o brava.
    Me he permitido coger una de tus fotos de la que hago referencia en mi página, para ilustrar el buque Castillo de Salas.
    Un saludo

    ResponderEliminar