domingo, agosto 19, 2012

Canal de Castilla - Sobre el accidente en el puente de Naveros - Esclusa 13

Aquí puede verse el puente en Google Maps, puente que no difiere notablemente de otros que cruzan el Canal y por el que pasamos recientemente documentando las esclusas.






La señalizacion era correcta, podria ser más, pero era correcta y el angulo que ofrecia la curva estaba pintado en el pretil ( elemento que según las fotos fue contra el que colisionó el vehículo)

Lo ocurrido es una tragedia, pero ¿cabe achacarlo al Canal? Cada uno que saque sus conclusiones.

Deterioro pretil. Esclusa 12. Fotografía tomada el 8 de Julio 

Pensamos que no en su totalidad, que se trata de una fatalidad y que, en todo caso, un aumento de la señalizacion, horizontal incluida, debiera compensar la posible falta de visibilidad. Desconocemos la velocidad a la iba el vehiculo, su era la correcta o no, ahora bien, no pretendamos que una carretera de 30km /h se convierta en una de 60km/h y satanicemos al Canal. Hay mucha demagogia estos dias con esta noticia y nadie giraria en la esquina de una calle a esa velocidad, por hacer una comparacíón.


Por otra parte es cierto que bastantes pretiles de los puentes del canal estan caidos y mal conservados en varios puntos, y ahi si que vemos un peligro, pero más para los peatones que para vehiculos. El Canal debe revisarse, pues muestra claros signos de ruina.


Esclusa de Zarzosa de Rio Pisuerga, con falta absoluta de señalización y pretil derribado

Conservemos y señalicemos todo lo que haga falta - esta claro que este punto requiere una señalización disuasoria, no solo informativa- pero no derrumbemos ni alteremos sin una reflexión prevía lo que es una obra única.

Todo esto no quita para que entendemos perfectamente la rabia que puedan sentir familiares y allegados en este tema y con quienes nos solidarizamos en su dolor.



Bookmark and Share

1 comentario:

  1. Anónimo1:50 p. m.

    ¡Por fin: una voz razonable!. Qué dados somos los humanos a dejarnos envolver en las vorágines de la demagogia, echando la culpa al empedrado y a Dios si pasa por allí y tose, despreciando la razón cuando, precisamente por el enorme dolor que nos envuelve, más socorrida debiera ser su invocación. En su lugar, algunos -de entre quienes, por su responsabilidad social, debieran aplicar a espuertas el bálsamo del sentido común-, quien sabe con qué intereses actúan inoculando una mala pedagogía en la conciencia colectiva que siempre afecta nocivamente a la convivencia ciudadana.
    Y a los responsables políticos hay que decirles: renuncien a la astracanada de poner en entredicho constantemente a las instituciones, ajusten con solidez y coherencia el uso del dinero público y utilícenlo en la mejora de la seguridad vial y la conservación de nuestro patrimonio, que ambas cosas redundarán en nuestro beneficio.

    ResponderEliminar