domingo, octubre 19, 2014

Avilés - Fábrica de Dolomía



Al norte de la factoría de ENSIDESA, pero fuera del recinto, detrás de Hornos Siemens, en la zona denominada Corujedo se instaló en los años 50 una fábrica de productos dolomíticos con vistas al suministro de materiales refractarios a la siderúrgica.


La empresa Sociedad Anónima de Productos Dolomíticos también disponía de otra fábrica en Revilla Camargo, Cantabria, que se decidió demoler en 2007, después de llevar años parada y desde mediados de los años 80 con problemas de laborales, de continuidad y pérdidas estimadas de 25 millones de pesetas mensuales.


Si bien la fábrica de Avilés ya estaba en funcionamiento en 1958, en el BOE de 3 de junio de 1969 se publica un decreto de 9 de mayo por el que se concede a la Sociedad Anónima de Productos Dolomíticos el derecho de acogerse a la ley de expropiación forzosa para la adquisición de dos parcelas para la continuidad de su industria de explotación de la cantera de dolomía en el término de Corvera de Asturias, y fábrica de refractarios en Valliniello.

Suponemos que se trataba de la cantera “La Esperanza” en Solís para la cual, una vez fuera de explotación, en el año 2007 la empresa Ecología y Servicios Siderúrgicos S.L. solicitó permiso para la instalación de una planta de tratamiento y aglomeración de residuos.


La dolomía se emplea, entre otras aplicaciones en diferentes ramas de la industria, en la fabricación de ladrillos refractarios para las cucharas de colada de las acerías y también como escorificante del baño.

La fábrica de Avilés, altamente contaminante, fue durante años objeto de las protestas de los vecinos de la zona y resultó multada con 50.000 pts. siendo alcalde Manuel Ponga por no haber dado parte de una avería el 7 de abril de 1981. Especialmente notoria y alarmante fue, en Avilés, la situación que se produjo a finales del año 1979 donde no solamente por los dolomíticos sino por todo el entorno industrial y las condiciones climáticas se alcanzaron valores de contaminación de emergencia, que llevaron al ayuntamiento a publicar un Bando para pedir la restricción de circulación de vehículos y el uso de calefacciones.





Sin tener muchos datos de la instalación pero por similitud con una fábrica de cemento, y a la vista de las fotografías, entendemos que disponía de una torre de carga, de uno o dos hornos rotatorios (similares al de la imagen) y casi con toda seguridad de molinos de bolas para la pulverización del sinterizado.

Los hornos rotatorios se cargan de forma continua por la parte elevada y tienen unas velocidades de rotación de dos o tres revoluciones por minuto. El mechero en su parte inferior lanza una llama alargada y entre la pendiente y la rotación del horno se va formado el sinterizado en forma de bolas que posteriormente será reducido en los molinos a polvo refractario impalpable.A principios de 1995 las instalaciones de Avilés, también con problemas laborales y de continuidad, quedaron fuera de producción y en estado de abandono hasta mediados de este año 2014 en que la fábrica comenzó a ser demolida.

Las fotos nos muestran el estado de la instalación en el año 2012 cuando aún no se había acometido la demolición y en la actualidad en junio y octubre de 2014 parcialmente desmantelada, al menos, de todos los elementos metálicos.

José Carlos Valdés para MonsacroSiguenos en Facebook-Monsacro [Página en abierto]

Bookmark and Share

1 comentario:

  1. Anónimo10:03 a. m.

    http://www.lne.es/aviles/2014/10/29/consistorio-cerrara-solar-dolomiticos-realiza/1663007.html

    ResponderEliminar