martes, abril 17, 2007

La cámara de filmación de Rogelio Macarro se convierte en la última pieza del mes de la temporada en el Museo

El Museo resalta en abril una cámara de filmar que data del siglo pasado
Por Angel Meléndez
Con la elección de una histórica cámara del siglo pasado como “pieza del mes” en el Museo, Rocío Gutiérrez, ha querido además rendir merecido homenaje a Rogelio Macarro
Una conocida cámara suiza de 16 mm., que forma parte la historia fílmica del pasado siglo ha sido la pieza elegida por los responsables del Museo para destacar a lo largo del mes de abril. La viceconsejera de Cultura Rocío Gutiérrez, -a quien acompañaba en la presentación de la “pieza del mes” el presidente de la Asociación de Estudios Melillenses, Jesús Sáez-, ha querido además rendir un pequeño pero muy merecido homenaje a Rogelio Macarro, quien la utilizó durante años para realizar filmaciones para los noticiarios y documentales de la Filmoteca Española.
La exposición temporal "La pieza del mes", actividad que desarrolla desde el mes de Septiembre el Museo de Arqueología e Historia, cierra con éste último objeto presentado, el ciclo de otoño e invierno en el Museo.En esta ocasión y perteneciente al mes de Abril, se expone una cámara de filmación concerniente al área de Arqueología Industrial, depositada en la Asociación de Estudios Melillenses, aunque propiedad del Museo de la ciudad.Se ha querido con la selección de esta pieza, resaltar los fondos que, pertenecientes al Museo, están en estos momentos depositados en instituciones melillenses, tales como la Asociación de Estudios Melillenses, el Museo Militar, el Archivo Histórico o el Palacio de la Asamblea entre otros.La cámara fue cedida en depósito a la Asociación de Estudios Melillenses el 11 de Octubre de 1997, al llevarse a cabo una remodelación integral de las salas del Museo de Arqueología e Historia para adaptarlas a la nueva museología y por ser aquella institución la que alberga la mayor colección de arqueología industrial, junto a cámaras fotográficas de finales del Siglo XIX y todo el Siglo XX y objetos relacionados con el patrimonio fílmico y gráfico español.Las características de la cámara reflejan su importancia. Se trata de una cámara cinematográfica de 16 mm BOLEX H-16 Reflex. Es una gama legendaria dentro de las cámaras cinematográficas y por su eficacia y resultados, utilizada en todos los países del mundo y en todas las condiciones imaginables.Dada su utilidad, aún continúa fabricándose en Suiza. Después de varios prototipos, Suiza introdujo el primer tipo de cámara bolex-h a comienzos de los años 30. La letra "h" ha llegado a ser sinónima de cámara versátil, compacta, de alta calidad, y con el tiempo fue la cámara más vendida del formato de 16 mm.Rogelio MacarroDe esta forma el Museo ha querido también rendir un pequeño homenaje al autor de la mayoría de estas filmaciones, Rogelio Macarro.Fotógrafo aficionado desde su niñez y funcionario municipal de profesión colaboró con el cronista oficial de la ciudad, entonces alcalde, Francisco Mir Berlanga, en la creación del Archivo Fotográfico Municipal. Llevado por su amor a Melilla realizó filmaciones para los Noticiarios y Documentales de la Filmoteca Española y posteriormente ejerció de corresponsal de TVE alrededor de 17 años. Además, desde el año 1967 y hasta 1985 desempeñó en Melilla la corresponsalía de TVE de forma altruista y con el apoyo del Ayuntamiento.



Fue construida en 1.956
La cámara de filmación de Rogelio Macarro se convierte en la última pieza del mes de la temporada en el Museo
Es la primera cámara formato reflex de la historia que se fabricó en todo el mundo y testigo fiel a las primeras imágenes animadas de Melilla que llegaron a la Filmoteca Nacional y a documentales del Nodo.
“Es una pieza emotiva”, se trata de la pieza del mes de abril del Museo de Historia y Arqueología, la que pone fin al ciclo 2006/2007 para dar paso a las actividades culturales museísticas de primavera y verano.. Es una la cámara de filmación de Rogelio Macarro, el primer corresponsal -desinteresado- de Televisión Española en Melilla.La prensa cumple 100 años en la ciudad y el Museo que dirige Rocío Gutiérrez, de la mano de la Asociación de Estudios Melillenses, institución depositaria de la pieza que data de 1.956 y que se sigue fabricando en la actualidad por su perfección técnica y utilidades.Es la primera cámara formato reflex de la historia que se fabricó en todo el mundo y testigo fiel a las primeras imágenes animadas de Melilla que llegaron a la Filmoteca Nacional y a documentales del Nodo, por poner dos ejemplos.Rocío Gutiérrez explica que se ha querido resaltar con la pieza esos fondos del Museo que están depositado en otras instituciones. La cámara de Macarro llegó a la AEM el 11 de octubre de 1997, por la remodelación integral de las salas de propio Museo, es una joya e su modalidad, la arqueología industrial.Las características de la cámara reflejan su verdadera importancia. Es de 16 milímetros -puro cine-, Bolex H, gama legendaria y suiza utilizada por los cineastas de todo el mundo. La pieza del mes, la cámara de filmación, sirve, paralelamente, para rendir homenaje al cameraman, Rogelio Macarro, un fotógrafo aficionado, funcionario municipal que llegó a colaborar estrechamente con el Cronista Oficial de la Ciudad y exalcalde de Melilla, Francisco Mir Berlanga.Macarro desde 1967 y hasta 1985 fue el corresponsal de televisión Española de forma totalmente altruista y recibió el apoyo operativo del Ayuntamiento. Periodista gráfico innovador, es un hombre que se caracteriza por su afabilidad y su vocación de melillismo entregado.
Salvador Ramírez

No hay comentarios:

Publicar un comentario