jueves, agosto 30, 2007

“María”. Matrícula de Bilbao



Quizá a los más viejos del lugar les recuerde el título de una película y no estarían del todo descaminados. Efectivamente “María. Matrícula de Bilbao” es el título de la cinta protagonizada por Alberto Closas y dirigida por Ladislao Vajda en el año 1960, en la que la acción se desarrolla en el buque “Benizar” rebautizado para la película con el nombre de “María” y que también, en alguna ocasión, realizó tráficos en la ría de Avilés.

Independientemente de lo anterior traemos a colación, desempolvando viejas páginas y recuerdos, al auténtico “María” con matrícula real de Bilbao.



Hace 33 años, concretamente a mediodía del 31 de mayo de 1974, salía del puerto de Avilés con un cargamento de chatarra y arcilla rumbo a Bilbao el pequeño buque de cabotaje “María”. Hasta aquí todo podría parecer normal, pero el caso es que se trataba de un buque de vapor construido en el año 1890 en Inglaterra para Robert Thomson y botado en septiembre de 1890 en el astillero Orchad House Yard de Blackwall.

En agosto había sido puesto en al agua su gemelo el “Rook” (Grajo) también para el mismo propietario. Originalmente navegó bajo pabellón británico con el nombre de “Robin” (Petirrojo). El 17 de mayo de 1900 fue vendido a España y adquirido por la firma Blanco Hermanos, sin embargo parece ser que figuraba registrado en Bilbao el 27 de octubre de 1923 en el folio 475 de lista segunda y su patente de navegación tenía el número 244-23.

En el año 1913 fue comprado por la firma de Santander Pérez y Cia. Una reseña del “Diario Montañés” de Cantabria señala que navegó durante 51 años para dicha sociedad. En el año 1965 fue adquirido por Eduardo de la Sota Poveda y continuó navegando para la naviera de la Sota Poveda S.A. hasta su último día en España.







Por todo el norte de España se le conocía por “María tres palos” y es que se contempló en origen que pudiera ser aparejado de goleta. Curiosamente los ingleses denominaban a este tipo de buque, del que se construyeron muchas unidades, como “Three island type”, por sus castillos de proa y popa, así como su puente central.

Ocho horas después de su salida de Avilés enfilaba la ría del Nervión para alijar carga por última vez y es que el buque había sido adquirido por el “Maritime Trust” en un millón de pesetas para ser conservado y exhibido al público en un museo naval en Londres.

Días más tarde, el 12 de junio, con su tripulación habitual más un piloto de altura, salía en lastre rumbo al Reino Unido vía la isla francesa de Ouessant (Ushant para los ingleses). En la tarde del sábado 15 de junio de 1974 llegaba a Start Point, Devon, donde tomaba el mando un capitán inglés que ponía proa al Este para remontar el Canal de la Mancha y enfilar el Támesis, en demanda de su primer destino en la desembocadura del río Medway en Rochester. El Robin, después de 75 años, volvía a casa.




Aunque no había sido construido en España si había pasado la mayor parte de su vida activa en nuestro país. Su estado de conservación, la robustez de su casco con chapa de 12 mm. Su máquina de triple expansión, construida por Gourlay Brothers Engines en Dundee, se mantuvo en estado original durante más de 80 años y sólo se modificó la caldera para adaptarla a quemadores de fuel.


Con 43,39 metros de eslora, 6,71 de manga y 3,35 de puntal con un registro de 365,58 TRB se trataba en aquel momento del buque más viejo de la flota mercante mundial.





Realmente el María, ya que ostentó este nombre durante más años, fue un buque con suerte. Sobrevivió a la primera guerra mundial haciendo tráficos desde España a Francia y sobrevivió a la guerra civil española hallándose intacto en Santander el 26 de agosto de 1937.

El Robin, por los años de 1990, se encontraba un tanto abandonado en la zona de St. Katherine's Dock, cerca del Puente de Londres. Por iniciativa de los fotógrafos David y Nishani Kampfner se fundó la sociedad SS Robin Trust para preservar el barco y darle utilidad como galería fotográfica documental.

Actualmente el Robin, plácidamente amarrado en el muelle de West Indian Quay de Londres, está gestionado por una asociación que imparte cursos, organiza visitas y lo ofrece en alquiler para actos y exposiciones (http://www.ssrobin.com/).

De “La Voz de Avilés” de 1 de junio de 1999, que recordaba la salida del María años antes, reseñamos el siguiente párrafo: “España, país casi insular con fachada a dos mares y a un océano, poco quiere saber del mar y de sus gentes y de su historia”.



Se da la circunstancia de que el día 9 de febrero de 1974, también había salido de la ría de Avilés el vapor “Utamboni” que después de unos 70 años de servicio partía rumbo al desguace hacia Santander.

Otra joya que se fue.

José Carlos para Monsacro


Bibliografía: Archivo del autor, Revista ENSIDESA, La Voz de Avilés, la Web.



Fotografía 1.- En la ría de Bilbao mayo 1974
Fotografía 2.- En ría de Avilés. Al fondo San Balandrán. 31 mayo 1974
Fotografía 3.- En la ría de Bilbao antes de partir para Londres
Fotografía 4.- De nuevo “Robin”
Fotografía 5.- En la actualidad
Fotografía 6.- Interior. Antiguas bodegas.

Ver lote de fotografías en el álbum de Monsacro.net

4 comentarios:

  1. Muy bonito reportaje el del Maria matricula de Bilbao, esos barcos si que eran bonitos, hasta el Utamboni (fue maderero antes que siderurgico) que era el barco mas feo del mundo , a mi me gustaba.
    abrazos

    ResponderEliminar
  2. Anónimo8:59 p. m.

    Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.

    ResponderEliminar
  3. Anónimo5:03 p. m.

    Me ha encantado el reportaje, conoci al Maria y cada vez que leia en el periodico que entraba yba a verle y me pasaba un buen rato sentada en un banco mirandolo, tengo una foto en su ultimo viaje pasando por debajo del puente colgante, aun me emociono........Trianta

    ResponderEliminar