viernes, diciembre 28, 2007

Almeria: Los hornos de Lucainena

Dibujo y fotografías de Julio Herrero (Hacer click sobre la imagen para ampliar)

La Compañía Minera de la Sierra Alhamilla, se constituyo en Bilbao en 1893 y su objetivo era explotar los yacimientos de hierro de gran calidad cerca de Lucainena de las Torres, en la Sierra Alhamilla provincia de Almería. Durante tres años construyeron un ferrocarril desde Lucainena hasta la bahía de Agua Amarga, donde se instalo el almacén-deposito de minerales y un cargadero en mar abierto del tipo Cantilever.
Para conectar las minas situadas en la parte alta de la sierra con la estación de Lucainena se construyo un plano inclinado automotor de 600 m.(el burrucho), que mas adelante se secciono en dos tramos. El primer barco se cargo en Agua Amarga en 1896. Durante tres años se explotaron los criaderos de la parte alta de la sierra, óxidos de hierro de gran pureza, se cargaban en el barco practicamente como se extraía de la mina.
Pero a medida que avanzaban en la explotación aparecía menos oxido y mas carbonato de bastante menor riqueza de hierro y que requería ser calcinado en unos hornos especiales para que adquiriese la riqueza (el tenor) que demandaba la industria siderúrgica. Ante la abundancia de carbonato de hierro, en 1900 se procedió a la construcción de una batería de 8 hornos de calcinación de mineral, cerca de Lucainena. su capacidad era de 50 toneladas de mineral calcinado por horno y día.
Se cargaban por la parte superior desde unas vagonetas de descarga lateral que a través de planos inclinados y pequeños ferrocarriles transportaban el mineral desde las minas. Una vez calcinado el mineral se seleccionaba y se cargaba en vagones que a través de un plano inclinado llegaban cargados a la estación de Lucainena desde donde salia el tren hacia el cargadero de Agua Amarga.
La mina y el ferrocarril estuvieron funcionando hasta el año 1942 en que se cargo el ultimo barco y ceso la explotacion. Actualmente (noviembre 2007) se distingue perfectamente el gran plano inclinado (el burrucho), su estación superior y los castilletes del cable de arrastre. En Agua Amarga hay estructuras muy bien conservadas de los depósitos de mineral y planos inclinados.
El recorrido del ferrocarril se puede realizar en su totalidad en un vehículo todo terreno. Pero lo que es impresionante es la batería de hornos de Lucainena, totalmente abandonada a su suerte, y sin ninguna medida de proteccion ni de conservacion aguanta el paso del tiempo.
Hay un letrero que señala con buena voluntad "Hornos de Fundicion" eso es todo lo que se ha hecho. Con el dineral que tiene que sobrar en Almeria del "negocio" inmobiliario, no habrá alguien con un poco de sensibilidad hacia la historia y cultura de su pueblo que tome cartas en el asunto? Hoy todavía están en pie, la visita merece la pena. Para saber mas "Trenes Cables y Minas de Almeria" de Jose Antonio Gomez y Jose Vicente Coves.



6 comentarios:

  1. Anónimo12:26 p. m.

    Buen trabajo con esta página. Sólo una observación: el apellido de uno de los autores del libro Trenes, cables y minas de Almería es Coves, no Oves.
    José Antonio Gómez Martínez (el otro autor del libro)

    ResponderEliminar
  2. Gracias José Antonio, y si quieres colaborar con esta página, tienes las puertas abiertas.

    ResponderEliminar
  3. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  4. Estoy realizando un trabajo sobre este tema y me ha interesado mucho esta página. ¿Dónde podría encontrar más información sobre el cargadero de Agua Amarga y, en general, sobre la línea Lucainena - Agua Amarga?

    ResponderEliminar
  5. Puedes buscar entre los distintos articulos que hemos publicado sobre el tema y sinó, en la sección de enlaces, puede que encuentres alguno de interés. Puedes mirar en la etiqueta de "Andalucia" de nuestra página y también en www.patrimonioandaluz.com. ¡ suerte!

    ResponderEliminar
  6. Muchas gracias por tu información. 1 saludo!

    ResponderEliminar