miércoles, diciembre 19, 2007

Teleferico de El Espín en Grandas de Salime

Eduardo y Verónica, nuevos colaboradores de nuestra página, nos traen una obra desconocida, en el pantano de Grandas de Salime, occidente de Asturias. En la presa, dentro de sus salas se ubican las afamadas pinturas del pintor y escultor Vaquero Turcios




Fuente: Spin Free // El Espín jugó un papel determinante en la construcción de la presa de Grandas de Salime al servir de escenario, desde 1947 y hasta la finalización de la obra en 1953, para la estación de salida de una obra faraónica como fue el teleférico, en aquel momento el mayor de los concebidos en España, y cuya ejecución fue encargada a la empresa italiana Cereti-Fanfani.






Éste tuvo que erigirse como consecuencia de la dificultad de importar unos cien camiones de 10 Tm a través de la carretera que, con un complicado trazado, unía las poblaciones de El Espín y Grandas. Así se decidió diseñar y llevar a efecto el proyecto de un teleférico de ocho estaciones que, desde el pequeño puerto de El Espín, transportase aquellos materiales que llegaban en barcos (yeso, clinker y otros).




La estación de salida, situada donde hoy en día sólo queda como testigo de aquella obra el muelle conocido como El Pantalán (cuya función radicaba en lograr que los barcos se acercaran lo más posible manteniendo la flotación en bajamar), se vio dotada con muelles de atraque para barcos de hasta 150 Tm y dos grúas con pala de descargue (una para 90 y otra para 30 Tm por hora).
Además, dicha estación contaba con cintas elevadoras, silos que podían almacenar 3.500 Tm de clinker y, por último, tolvas con dispositivo de carga de vagonetas por gravedad.






El proyecto y la dirección de obra de El Pantalán correspondió al ingeniero de Caminos, Canales y Puertos Carlos Roa Rico. Los materiales eran transportados por las vagonetas a una velocidad de 12 km/hora a través de un viaje de 35 kilómetros hasta llegar a la estación final que, con sus tolvas y canaletas, distribuía el clinker a los silos que alimentaban los molinos.





El viejo edificio de El Teleférico, como aún hoy se conoce el lugar donde estuvo ubicada la estación de salida, fue demolido en 1987, un ejemplo más de la necesidad de defender el patrimonio cultural de los pueblos frente a cualquier interés económico o del signo que sea.











La cuenca del Navia vive con expectación la idea de recuperar el teleférico de Coaña a Grandas de Salime. Alcaldes y empresarios se han unido para apoyar un proyecto con fines turísticos








FUENTE:ECD - ANA M. SERRANO/COAÑA // Fue símbolo del crecimiento de la zona, de los avances de la industria, de las dificultades de una comarca de complicada orografía que aún hoy reclama buenas comunicaciones. El teleférico de Coaña a Grandas de Salime fue un hito para el occidente de Asturias a mitad del siglo XX. Hoy se quiere recuperar como patrimonio turístico, pero esta propuesta planteada por los alcaldes de la zona para dinamizar el sector es, para algunos, tan sólo una excusa. El recuerdo que aún persiste en las personas de más edad de la comarca revela que esta infraestructura es todo un icono para el Alto Navia y que se quiere volver a ponerla en marcha, sobre todo, para recuperar una historia. «No sólo vemos interés económico», advierte el alcalde de Coaña, Salvador Méndez.






Treinta y seis kilómetros de cable, varias estaciones y subestaciones, torretas de hasta 800 metros de altura y un sólo objetivo: trasladar material de construcción desde el puerto de Navia hasta Grandas de Salime, donde se construía un embalse. Así nació el único funicular conocido en el occidente, que fue obra de una empresa italiana y que se puso en funcionamiento en 1948. Su construcción dio empleo a centenares de personas de la comarca. La conclusión de obras de semejante envergadura obligó a muchos trabajadores de la zona a emigrar, a mediados de los años cincuenta del siglo pasado.

Su puesta en marcha se vinculó sólo con la construcción del salto de Grandas de Salime. Cuando esta obra concluyó, el teleférico pasó a ser historia. Una historia que dejó su marca en la comarca y buena prueba de ello es el interés de alcaldes y empresarios en recuperar esta línea para uso estrictamente turístico. Para que se conozca la aventura de los municipios más alejados de la costa y para ofrecer vistas singulares de la comarca. SEGUIR LEYENDO


Más información



Embarcadero de El Espín , Cabeza del Teleférico




Ver mapa más grande


Embalse de Grandas de Salime, fin del trayecto...

No hay comentarios:

Publicar un comentario