lunes, febrero 08, 2010

Gijón: Destrucción de la nave de Aquilino Lantero

Via La Nueva España nos llega esta noticia: El arranque, el pasado lunes, de las obras de construcción de la estación provisional en la calle de Sanz Crespo trae a la memoria el gran proyecto ferroviario que se acometió en la segunda mitad de los años ochenta del siglo pasado, con la construcción de las dos estaciones actuales: la de El Humedal y la de Jovellanos, que se llevó a cabo tras la adquisición por parte del Ayuntamiento de Gijón de miles de metros cuadrados de suelo industrial en aquella parte de la ciudad en la que a lo largo del último tercio del siglo XIX se asentó una buena parte de las empresas que hicieron posible la industrialización de la villa.

Pero hace un cuarto de siglo la desaparición física de las empresas ubicadas en toda la zona comprendida entre la antigua Gran Vía del Musel y la Estación del Norte (el actual Museo del Ferrocarril), también pasará a la pequeña historia local por la desidia con la que se permitió que una de las construcciones más relevantes de la arquitectura industrial de Gijón se perdiera para siempre: la nave de Aquilino Lantero, también llamada por algunos la «catedral» del Parrochu por su magnífica factura y dimensiones. //Seguir leyendo


1 comentario:

  1. Anónimo2:26 p. m.

    Tuve el placer de entrar dentro cuando era niño, creo poco antes que la desmontaran... Aun en la distancia de los años me acuerdo que era algo excepcional. Y digo yo, si como pienso se conservan fotos detalladas y planos de la nave, no se podria replicar en alguna otra parte?

    ResponderEliminar