miércoles, septiembre 15, 2010

Porsche Museum - Zuffenhausen - Stuttgart





Porsche inicia su trayectoria como fabricante de coches deportivos en 1948 con el legendario "tipo 356", aunque el concepto de la marca se basa en los trabajos previos desarrollados por Ferdinand Porsche (1875 -1951), continuados por su hijo Ferry (1909-1998).




Mediante el establecimiento de una oficina independiente de ingeniería en Stuttgart, en 1931, Ferdinand Porsche sentó las bases de lo que años despues, acabada la II GM sería la marca que hoy conocemos, trayectoria similar a la que vivieron otros "genios" de la época como Paul Jaray o Wifredo Ricart, por citar algunos. Durante aquellos años Porsche diseño el mítico "Escarabajo", el Volkswagen o "coche del pueblo", como se vino a llamar lo que luego sería una marca de automoviles.


A lo largo de su historia,  Porsche ha vivido distintos altibajos, incluida su casi desaparición, pero en todo caso su trayectoria  cabe considerarla como una "historia de éxito" , con numerosas aportaciones en el campo de la técnica y éxitos en el campo deportivo.


En Julio de 2004 del Consejo de Administración de Porsche aprobó la construcción de un museo que habria de remodelar la Porscheplatz de Zuffenhausen.



Dicho edificio, cuya construcción deberia ser sngular ( no olvidar que cerca se levanta el museo Mercedes) tendría que hacerse eco de dicha historia, albergando los modelos emblemáticos del fabricante, al tiempo que deberia reflejar los origenes del proyecto industrial (¿sabian que Porsche fabricó tractores?). También debería constituir un homenaje a los éxitos deportivos cosechados a  través de los años.



Tras tres años de construcción, este museo, obra del estudio austriaco Delugan,  se erige como un referente arquitectonico de la ciudad de Stuttgart y su entorno, albergando no solo el museo sino también el Archivo Historico de Porsche, un centro de restauración y otro de estudios especializado en la marca.



La coleccion que alberga, y que pudimos conocer a principio de Junio, consta de 80 vehículos, entre los que se cuentan los emblemáticos 356, 550, 911 y 917, así como ejemplos de los trabajos desarrollados por Ferdinand Porsche desde el principios de siglo 20, incluidos ejemplares del citado "escarabajo"



Desde el vestíbulo, los visitantes ascienden por una rampa espectacular a la entrada del amplio espacio de exposiciones, donde pueden obtener una primera visión de conjunto de la colección.


Los Porsche, padre e hijo

Aquí el visitante es libre de elegir si desea comenzar cronológicamente con la historia de la compañía antes de 1948, o dirigirse  directamente en el área central de la exposición, donde se muestra cronológicamente una exposición de los automoviles fabricados e ideas temáticas que han inspirado a la marca.



Contrasta este museo con el de Mercedes Benz, en la misma ciudad. Mientras este es una especie de Museo Británico del automovil encerrado en una estructura que recuerda al Guggenheim de Nueva York, el museo Porsche se presenta como una galeria de arte. Dos estilos y dos contenidos distintos bajo un un denominador común: el automovil.

Una visita muy  recomendable.





Más información:













2 comentarios: